viernes, 17 de noviembre de 2017

María Félix y Cartier, una fascinante relación.


María Félix es conocida por ser una de las mayores figuras de la llamada Época de Oro del Cine Mexicano. Una mujer de impresionante belleza, que destacaba por su carácter fuerte y sus despampanantes gustos. De familia indígena por parte de padre y de madre española, abandonó Guadalajara y puso rumbo a Ciudad de México para convertirse en una de las mejores actrices de su época. Algunas de sus películas son “Doña Diabla”, “Enamorada” … pero sin duda por la que es más nombrada es por su papel en “Doña Bárbara”, que hizo que triunfara en la industria cinematográfica y la convirtió en la gran diva del cine mexicano.


Pero no solo por esto su figura es recordada a nivel internacional, sino también el hecho de ser un icono e inspiración para grandes diseñadores de firmas de lujo como Balenciaga, Givenchy, Yves Saint Laurent, Chanel…. A la diva se le podía ver vistiendo grandes diseños de alta costura, siempre acompañados de deslumbrantes joyas.

La actriz destacaba por su particular estilo, su inimitable personalidad y sus gustos extravagantes con respecto a las joyas. Hasta tal punto, que la propia actriz encargaba piezas exclusivamente diseñadas para ella.  



Una de sus peticiones más recordada es la relacionada con Cartier, en 1975 encargó a la firma, el famoso y conocido “Collar de cocodrilos”. Cuenta la historia que la actriz se plantó delante del joyero acompañada de una de estas crías del reptil para que el diseñador se encargara de hacer un collar que replicara completamente la belleza del animal. Fueron dos las creaciones realizadas por Cartier para satisfacer su excéntrico pedido, ambos diseños imitando las peculiaridades del cocodrilo, uno de ellos con esmeraldas y el otro con diamantes amarillos con un total de 60 quilates. Los cocodrilos podían utilizarse formando un collar o separados, actuando de broches.




Otro proyecto que solicitó a la firma fue que le diseñaran un collar imitando otro reptil, la serpiente. Así fue como realizaron para ella el collar de platino y oro blanco “Serpiente”, adornado con esmeraldas, diamantes y esmalte de color verde, rojo y negro. Composición de más de 170 quilates.
Con sus extravagantes caprichos, María Félix se convirtió en una inspiración constante para la firma Cartier, dando nombre a algunos de estos impresionantes diseños.  


Ven a descubrir a Ambrosio Pérez Joyeros, el fascinante mundo de las joyas y déjate cautivar por ellas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario