viernes, 13 de abril de 2018

Preparando el “Sí quiero”



¿Sabes por qué se pide matrimonio con un anillo? ¿Conoces su significado? ¡Hoy te lo contamos!

Seguramente, nunca te hayas parado a pensarlo. Pero ¿por qué a la hora de pedir la mano se regala un anillo y no otra cosa?

Hoy, en Ambrosio Pérez Joyeros te sacamos de dudas y te contamos qué significa el anillo que llevas o quizá lleves en el futuro.

Para poder explicar esta tradición tenemos que remontarnos a la antigüedad. Las argollas matrimoniales o anillos de compromiso se regalaban con un doble sentido. Por un lado, como símbolo de confianza en la futura esposa y por otro como forma de indicar al resto de la comunidad que la mujer portadora del anillo no debía ser cortejada.

Los primeros en utilizar los anillos de compromiso fueron los egipcios. Las mujeres tenían que lucir un anillo de oro con forma de moneda, siempre en el dedo anular izquierdo, ya que se consideraba que “la vena del amor” iba desde este dedo hasta el corazón.

Por su parte, los griegos y los romanos también utilizaban los anillos como señal de compromiso, aunque con algunas variaciones. La tradición consistía en que, en primer lugar, se le tenía que regalar un anillo al padre de la novia y si este autorizaba la boda, entonces se le regalaba otro a ella con forma de llave. Este anillo simbolizaba la llave que abriría las cosas importantes del futuro hogar.

La tradición actual no se consolidó hasta el siglo XV con el enlace de Maximiliano de Austria y María de Borgoña, quien regaló un anillo a su futura esposa expresando el compromiso desde ese mismo instante. De hecho, hasta el siglo XIII, los anillos de matrimonio no fueron aceptados por la iglesia cristiana. Con el paso de los años regalar un anillo, sea o no de compromiso, se ha convertido en un símbolo de fidelidad y amor.

Pero ¿por qué muchos anillos de compromiso llevan un diamante? El culpable fue el rey Carlos VII, quien regaló un anillo de diamantes a Agnes Sorel, mujer por la que sentía un gran afecto. Se elige el diamante y no cualquier otra piedra preciosa porque se dice que refleja la solidez y el brillo permanente. Otros relacionan los diamantes con Cupido, ya que dicen que las flechas que lanzaba a los novios eran de diamantes.

En la actualidad, aunque el anillo de diamantes suele ser el elegido, cada vez es más frecuente que sea sustituido por otra piedra preciosa como esmeraldas o zafiros, por ejemplo, el anillo de compromiso de la Duquesa de Cambridge.

Si todavía no tienes elegido el anillo de compromiso, visítanos. Seguro que en Ambrosio Pérez Joyeros encontrarás el anillo perfecto para esta ocasión tan especial.



No hay comentarios:

Publicar un comentario